17/6/15

Camino Teresiano



 CAMINO TERESIANO (Abrojos. C.C.)
 
El pasado 12 de junio, coincidiendo con la festividad de San Juan de Sahagún, patrón de la ciudad de Salamanca, un grupo de abrojos se trasladó hasta Ávila con el firme propósito de realizar el camino teresiano, conmemorando así el V centenario del nacimiento de Santa Teresa (Gotarrendura 1515), a la sazón patrona de la hermana ciudad amurallada.
La empresa no se presentaba fácil por problemas de logística (sólo dejan llevar 3 bicis en el tren) y porque a la ruta original se le sumaría el trayecto desde Alba de Tormes (ciudad en la que falleció Teresa de Jesús en 1582) hasta Salamanca, ofreciéndonos un total de  más de 130 km de camino.
Para colmo,  en los días previos se produjeron fuertes aguaceros con mucho viento y bajada de temperaturas que parecía que frustrarían el proyecto. Quizás la santa y, sin duda, el magnífico espíritu de compañerismo de este grupo hizo posible la aventura. Gracias José Carlos.


Partimos desde la estación de tren de Ávila y cruzamos la ciudad buscando la salida este en su histórica muralla, no sin antes contemplar alguna otra maravilla arquitectónica.
Tras abandonar Ávila, ascendemos por la N-501 hasta el mirador de los ‘cuatro postes’ y continuamos por la circunvalación hasta una carretera local que nos lleva a Narrillos de San Leonardo. Desde esta localidad hasta Cardeñosa, la senda discurre por un camino por dehesas (con un pequeño tramo de calzada romana), sin duda de lo más atractivo de la ruta y que se abre a pistas de buen rodar antes de llegar a Peñalba de Ávila. A partir de aquí, el paisaje se hace monótono dando paso a extensos campos de cereal. Proseguimos la ruta hasta Gotarrendura, villa de nacimiento de la santa y lugar de origen de la primera marcha organizada del camino teresiano en btt.

La mañana estaba fresquita y soplaba viento de cara desde la salida, con lo que una merecida paradita para reponer fuerzas en Gotarrendura, nos pareció lo más recomendable.
El Oso, Papatrigo y Narros de Saldueña con su castillo de puerta ‘blindada’, serían las siguientes estaciones.



Proseguimos la marcha manteniendo la tónica de campo abierto con viento de cara atravesando alguna zona de pinar hasta Fontiveros, donde realizamos una nueva parada de recuperación y después hacia Narros del Castillo, pasando por alguna zona breve de encina y después, en bonita bajada,  llegamos al convento de Duruelo.

 

El viento y la suma de kilómetros fueron castigando al grupo y ralentizando la marcha. Tras pasar Mancera de Abajo, arribamos a Macotera donde estaba prevista la parada para la ansiada y necesaria reposición de fuerzas. La comida se prolongó más de lo esperado, pero compensó con creces la nueva presencia de abrojos compañeros de mesa y de ruta.
Con las piernas algo entumecidas y el estómago lleno, continuamos hasta Tordillos y Garcihernández, siempre bajo el prisma del paisaje abierto y azote del viento frontal. Tras un par de repechos, el camino se acerca a Amatos de
Alba, desde donde divisamos el río Tormes con su azud de Villagonzalo y la mesa de Carpio dominando el entorno. Estamos a las puertas de la villa ducal, a la que accedemos en bajada muy reconfortante. Entramos en Alba de Tormes y nos dirigimos hasta la basílica. Allí realizamos la foto ‘de familia’.

La aventura, sin embargo, no había acabado. Retomamos la marcha buscando la senda de la antigua vía del tren, próximamente vía verde, que nos llevará hasta Salamanca.
 La vía férrea nos llevó hasta Ávila y nos sirve para acercarnos a nuestra ciudad y en medio, una férrea determinación de un grupo de abrojos por realizar el 'camino teresiano'. Objetivo cumplido.
Nuria, Jorge, Miguel, LucasJA, Antonio, Daniel, Diego, Carlos, Luyma, Jose Carlos y Lucashc. Agradecimientos a Jose Carlos por el transporte y a Angel e Iván por el avituallamiento líquido.

Avila-salamanca Teresiana from abrojoss on Vimeo.

Publicar un comentario