19/6/13

La Catedrales Vivas 2013...la cronica

Bueno, hace unas horas que volvimos de las catedrales vivas y ahora en caliente voy a intentar escribiros una crónica, no esperéis una al nivel de Berto o de Juan Carlos, pero haré lo que pueda.
No hace falta que os diga lo especial que es esta ruta para mí, por el cariño que se invirtió en el diseño y los abrojos implicados en ello.
 
Por una vez mi hermano y yo fuimos puntuales y a las 7:40 A.M. llegamos a la catedral... y ya había dos abrojos esperando.
Enseguida fueron llegando el resto, las foticas de rigor y en marcha.
Me quede barriendo el pelotón con Juanmi y cuando nos dimos cuenta estábamos solos. En Mozodiel, los cogimos.
Desde el principio se rodó a buen ritmo a pesar de que éramos bastantes, cuando me quise dar cuenta estábamos en Valdelosa y al mirar el reloj, me di cuenta que íbamos muy bien de tiempo.
En Valdelosa comienza el segundo capítulo de la ruta por caminos, entre alcornoques primero y luego por las autopistas btt  del parque eólico, visitando enseguida la segunda catedral. En este capítulo disfrutamos de los molinos de cerca y a pesar de ser un poco rompe-piernas seguíamos rodando a buen ritmo, lo que hizo que algún abrojo tuviera las primeras pájaras. En Santiz tuvimos una parada técnica en un bar del pueblo, bastante reposada, pero a pesar de esto cuando, comenzamos a rodar y miré la hora, seguíamos adelantados en los horarios previstos, lástima que no vimos al pastor de las ocas.
Tras un tramo de camino travieso, volvemos a las autopistas.
Llegamos a la Iglesia de Palacios del Arzobispo donde nos reagrupamos.
Ahora quizás el ritmo general se redujo un poco, por que los kms se acumulaban y por acompañar a algún abrojo que venía un poco más roto. Luego San Pelayo y después a pesar de los pesares llegamos a Juzbado, casi una hora antes que el año pasado.
En Juzbado tuvimos una "sobremesa" reposada entre las cervezas y el bocata, buscando la sombra pues le pegaba bien Lorenzo.
Lo malo fue después, al intentar movernos, cuando el cuerpo te pedía buscar un lugar fresco para echarte una buena fiesta.
Vivi y Chuchi nos fustigaron un poco y por fin nos movimos. Menos mal que comenzamos bajando a la orilla del Tormes para visitar el Chopo y después un pequeño tramo plano por la ribera.
Enseguida llegamos a Almerara donde nos refrigeramos un poco en la fuente y continuamos hasta el Arboreto de la fundación Tormes.
Allí tuvimos un pequeño cisma, pues algunos nos escaqueamos y no entramos en el arboreto esperando al resto a la sombra, los kms empezaban a pesar.
A partir de aquí el ritmo fue más pausado, intentando aprovechar cualquier fuente para refrescarse un poco pues Lorenzo seguía pegando bien, el jodío.
La siguiente catedral, FRESNO Y FUENTE, nos pareció como un oasis, por lo impresionante del fresno y por su entorno, además de la agradable sombra fresca y la pequeña "piscina" donde muchos abrojos metieron los pies y alguno algo más.
Después del oasis cogimos un repecho por el parque solar, luego un tramo de campo travieso, dos porteras, un tramo de carretera solitaria y llegamos a la ENCINA DE ZARATAN, que es realmente impresionante con su copa sujeta por ocho pilares de piedra  que podría darnos sombra a todos los abrojos que estábamos allí, y alguno más.
Seguimos por la carretera solitaria para poco después coger el camino a la derecha. Aquí me paré para esperar a los últimos y señalar el desvío.
Primero paso José, luego Tito que esperaba a su compi que venía resentido con muchos kms en las piernas y optaron por seguir por la carretera.
Me junté con mi hermano cerrando el pelotón y fuimos poco a poco por esos caminos tan chulos. En una de las encrucijadas nos juntamos con el caballero abrojo Juan, que nos esperaba para señalizar y recoger a la cola del pelotón.
Cuando llegamos al Olmo de Villaselva estaban allí el resto de los abrojos refugiados a la sombra del Olmo.
Aquí nos dimos cuenta de que habíamos perdido un abrojo, José. Había pasado delante de mí al dejar la carretera y mi hermano y yo fuimos despacio. Juan que estaba en la encrucijada tampoco lo vio. Mandamos unos pocos abrojos voluntarios y voluntariosos en su busca. Mientras tanto Zozo y Paco Colmenero fueron tirando para Salamanca pues la rodilla venía un poco resentida.
Después de un rato averiguamos que José había cogido carretera para abreviar.
Seguimos camino. Tanto tiempo parados y con el pequeño repecho los músculos dolían, pero el dolor se fue pasando.
En Doñinos tuvimos otro pequeño despiste, unos tiraron por un camino y otros por otro, falta de comunicación y el cansancio acumulado, pero milagrosamente llegamos todos al Bili. Nos tomamos la cervecita de rigor, un poco de relax y nos dispersamos.

Un gran día                                                                 faby  

las catedrales vivas 2013 from abrojoss on Vimeo.

Publicar un comentario