29/9/11

la cronica del infierno



Salamanca 6:30 AM en la gasolinera del trébol:
Tras las presentaciones el convoy se organiza y salimos hacia Vilvestre donde llegamos a las 8:05 y nos juntamos con algunos betteteros más.

Después de un breve tramo de carretera llegamos al molino. Montamos las bicis y tras la obligada foto de grupo comenzamos a subir el puerto hasta Vilvestre, este es el tipo
De situaciones del Salvese el que pueda”. Cada uno a su ritmo.
En la cima nos reagrupamos,  hay muy buena temperatura, nada de aire y las primeras luces nos denudan el paisaje, todo pinta muy bien.
Cogemos el sendero empedraos  disfrutando del sube/baja, donde nos encontramos al ya
Típico rebaño de ovejas, al llegar al tramo de pistas buenas el ritmo se acelera al igual
Que el polvo que levantamos al pasar. Poco después llegamos a la Hermita en Sasucelle
Donde nos reagrupamos para bajar el sendero del GR 14, quizás la joyita de la ruta, se hace corta…
Luego afrontamos unos repechos del copon, donde se lleva el premio uno de 300 m y mucho desnivel que salvo tres abrojos de elite, los demás tuvimos que plantar zapatilla al suelo.
Abrir y cerrar una sencilla portera nos da acceso  a un sendero, por llamarlo de alguna manera, que nos lleva por el berrocal, este tramito es un poco campo travieso y donde se producen alguna caída que otra, eso si a baja velocidad, a saber…esa cala que no sale, ese plato que no baja.
Y luego…..una bajada brutal por un camino asfaltado con curvas cerradas  donde disfrutar y soltar un poco las piernas después de tanta subida. Como todo lo bueno
Se hace corto
En el mirador  / merendero  hicimos la parada técnica, comer un poco, unas charlas,
Coger agua en la fuente escondida y continuamos…aun queda ruta
En realidad solamente 14 kms pero tela…
Recuerdo una de las exploraciones de Pau en la que solo hicimos apenas 20 kms y acabe valdao. Pues eso pasamos por los alcornoques y el primer repecho, un rato subiendo y bajando (esta ruta no tiene llanos) que nos lleva hasta “la fuente de la vida” después de asumir varias caídas, pinchazos y averías, nos reagrupamos y continuamos.
 Aquí comienza una bajada con mucho desnivel que a pesar de ser pistas relativamente anchas El firme es engañoso y traicionero donde si te relajas con la velocidad…
Seguimos camino subiendo y bajando primero por caminos y al final por caminos asfaltados siempre con Portugal en el horizonte.
Una vez en el molino recogemos y pa Vilvestre donde nos espera unas cervecitas y una paella.
En resumen un gran DIA de ruta con una compañía inmejorable.





Publicar un comentario