25/5/10

Los Tres Vertices



© abrojos

El título de la ruta se debe a que pasa por tres vértices geodésicos formando una triangulación topográfica. Aparte del encanto que pueda tener este hecho, la ruta nos lleva a dos puntos históricos desde los cuales se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas.
El primero es el castillo de Carpio:
sus orígenes están plenamente inmersos entre la historia y los mitos. La contemplación de su posición geográfica y su elevación orográfica dominante sobre la vega del Tormes, permite deducir que se trata de un lugar muy antiguo. En sus inicios fue un viejo castro conocido por los romanos, pues a poca distancia pasaba la calzada que desde Salmántica se dirigía a Alvia (la actual Alba de Tormes), y de la cual se conservan restos en el término de Terradillos. Las primeras referencias históricas del Castillo Carpense se remontan a la Alta Edad Media y se hallan ligadas a las leyendas y romances del mítico Bernardo, más conocido en la historiografía como Bernardo del Carpio, personaje envuelto entre la realidad y la ficción.
El segundo es El Arapil Grande:
La Batalla de los Arapiles (conocida por la historiografía inglesa como Batalla de Salamanca), uno de los enfrentamientos más importantes de la Guerra de la Independencia española, se libró en los alrededores de las colinas del Arapil Chico y el Arapil Grande, en el municipio de Arapiles, al sur de la ciudad de Salamanca (Castilla y León, España), el 22 de julio de 1812.
Tuvo como resultado una gran victoria del ejército anglo-hispano-portugués al mando del general Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, sobre las tropas francesas al mando del mariscal Auguste Marmont. Los aliados sufrieron 5.220 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos, de los cuales 3.176 fueron británicos, 2.038 portugueses y 6 españoles, mientras que el ejército francés perdió unos 12.500 hombres, incluyendo los prisioneros.
Estos dos puntos independientemente el interés intrínseco, también dividen la ruta en partes bien diferenciadas.
El primer tramo hasta el Carpio, transcurren por pistas relativamente en buen estado, entre un catálogo de cultivos de cereales (en primavera) y alguna encina aislada.
Esta primera etapa es prácticamente plana. Cuando llegamos a Carpio hay unos buenos repechos para disfrutar de las vistas y calentar las piernas. A partir de aquí y hasta el arapil grande, los caminos atraviesan una zona entre bosque de encinas, precioso en primavera….con algo más de desnivel y unos caminos más irregulares al igual que divertidos, para los que amamos la BTT claro. En este tramo pasamos por una antigua fábrica de ladrillos, a la que antes se tenía acceso merecía la pena echarle un vistazo.
Una vez que pasemos por la finca de El Barrero o de 'los marranos' (bendito animal) volvemos al cereal y al tipo de caminos del primer tramo. La subida al Arapil Grande es obligatoria.
Después bajando hasta Salamanca.
P.D: para los aficionados al geocaching en la ruta se pasa por dos caches reflejados con su waypoint.




Wikiloc


Mis Rutas






Publicar un comentario